Cupping

El cupping o las ventosas es una técnica de fisitoaerpia de origen Chino.

Desde la medicina tradicional china los expertos en la aplicación del Cupping relatan que consigue restaurar el flujo del “Qi ó Chí”, la energía y la fuerza vital que recorre todo el cuerpo, así como también de la circulación sanguínea, al aplicar la ventosa ocurre una rotura de los capilares sanguíneos que causa una congestión parcial en la zona dónde esté, provocando así la hemólisis (los glóbulos rojos se destruyen de modo que se libera la hemoglobina) logrando un efecto positivo, por otro lado sus efectos fisiológicos son

  • Aumento de irrigación sanguínea.
  • Alivio del dolor.
  • Aumenta circulación linfática (disminuir edemas).
  • Aumenta el metabolismo celular.
  • Aumento del oxígeno y nutrientes de los tejidos.
  • Hiperemia local.
  • Liberación miofascial.
  • Activa el sistema inmunitario.
  • Depurativo (Eliminación de toxinas).
  • Tratar contracturas y rigidez muscular (Efecto relajante)
  • Terapia antiinflamatoria y analgésica.

Reduce los síntomas de alergia, fatiga crónica y fibromialgia

Realmente existen testimonios de muchos pacientes indicando que el cupping o ventosas son efectivas en el alivio el dolor musculoesquelético, Además de esto otros pacientes afirman que puede aliviar signos y síntomas del resfriado, tos, asma, celulitis, dismenorrea, parálisis facial, entumecimiento de los miembros.