Prueba de esfuerzo básica

La prueba de esfuerzo es un procedimiento ampliamente utilizado en medicina deportiva que consiste en la valoración de la respuesta del organismo durante el ejercicio.

Nos permite evaluar la respuesta del sistema de transporte de oxígeno y del metabolismo energético. En definitiva la prueba de esfuerzo nos permite medir de forma objetiva la capacidad funcional del individuo.

Nuestro objetivo principal cuando el paciente se realiza una prueba de esfuerzo es el diagnóstico de salud (confirmando la ausencia de enfermedades, principalmente cardiacas) y la valoración de la capacidad funcional del deportista. Tras el procedimiento se obtienen datos que permiten un asesoramiento médico del entrenamiento, determinando las intensidades de ejercicio recomendables para conseguir una mejora en el rendimiento deportivo.