Reconocimiento médico básico

Una prueba de aptitud física es fundamental para practicar deporte de forma segura y en beneficio de la salud. El objetivo de un Reconocimiento Médico Deportivo o Certificado de Aptitud Deportiva es documentar que una persona está preparada para una determinada actividad deportiva, y que pueda practicar dicho deporte de forma saludable y sin riesgos para su salud. Hoy en día, es habitual que los organizadores de determinadas carreras o los coordinadores de clubes deportivos soliciten a los participantes una revisión médica de este tipo antes de inscribirse. Este certificado también es necesario para obtener una licencia federativa.

La prueba de aptitud física sirve para valorar y estudiar los sistemas y aparatos del organismo que más influyen en la actividad deportiva. De esta manera, el especialista en Medicina Deportiva puede certificar el buen estado de salud del deportista, descartando la mayoría de problemas o alteraciones que puedan suponer un riesgo.

Es importante que se realice la prueba de aptitud física en un centro médico acreditado por la Generalitat y con las máximas garantías. El Certificado de Aptitud Deportiva siempre debe ir firmado por un especialista en Medicina Deportiva