Rehabilitación de suelo pélvico

Generalmente la primera forma de intentar resolver los problemas que genera un suelo pélvico debilitado es el tratamiento conservador . Realizar ejercicios de fortalecimiento, como los de Kegel, puede mejorar en la mayoría de los casos el tono y elasticidad de esta musculatura.
Pero, hay técnicas diagnósticas y de tratamiento que, combinadas con estos ejercicios fundamentales, utilizará el fisioterapeuta del suelo pélvico para que la recuperación sea más rápida y eficaz en cada caso.